Propiedades del agua micelar.

¡El agua micelar es prácticamente milagrosa! No solo nos ayuda a desmaquillarnos fácilmente sino que su poder de protección es extraordinario.
Es una solución compuesta por moléculas llamadas micelas. Esta sustancia tiene el efecto de un imán, capaz de atraer todas las impurezas de la piel. Como puedes deducir, obtendrás enormes beneficios de su uso en tu rutina beauty.

Desmaquillante.
Su composición te permite eliminar todo resto de maquillaje de una manera suave y sin irritaciones.

Potente limpiador.
Esta es su principal cualidad, la de limpiar tu rostro en profundidad, sin grandes esfuerzos y con muchos beneficios. Por cierto, este agua predispone la piel para cualquier otro tratamiento cosmético. ¡Y elimina células muertas!

Tonificante.

Hidratante.
Para mí, la tonificación de la piel que logra el agua micelar es espectacular. Va más allá de un simple tónico y consigue que aunque se haya llevado a cabo una limpieza, la piel no se deshidrate, ya que es un limpiador muy suave y a la vez altamente efectivo.

Potencia otros tratamientos.
Entre los beneficios más agradecidos del agua micelar está el hecho de su capacidad para potenciar el resto de tratamientos que apliques sobre tu piel. Al conseguir una potente limpieza, pero sin dañar la piel, esta estará más receptiva a los productos que uses justo después. Será más fácil que penetren lo necesario y por tanto ¡más eficaces!


Propiedades del agua de rosas.

Previene el envejecimiento.
Uno de los mejores beneficios del agua de rosas para la piel es su capacidad para prevenir la aparición temprana de las líneas de expresión gracias a su efecto regenerador

Equilbra la piel grasa.
El agua de rosas equilibra la producción de sebo en el rostro ofreciendo una tez más limpia y menos brillante, ideal para las personas que sufren de piel grasa.

Suaviza la piel.
Limpia profunda y naturalmente la piel al punto de dar como resultado un cutis muy terso. Entre sus beneficios se destaca la propiedad de tensar la dermis, por lo que da un aspecto rejuvenecido al rostro.

AGUA MICELAR DE ROSAS PURA Y NATURAL 250ML

$290
AGUA MICELAR DE ROSAS PURA Y NATURAL 250ML $290

Propiedades del agua micelar.

¡El agua micelar es prácticamente milagrosa! No solo nos ayuda a desmaquillarnos fácilmente sino que su poder de protección es extraordinario.
Es una solución compuesta por moléculas llamadas micelas. Esta sustancia tiene el efecto de un imán, capaz de atraer todas las impurezas de la piel. Como puedes deducir, obtendrás enormes beneficios de su uso en tu rutina beauty.

Desmaquillante.
Su composición te permite eliminar todo resto de maquillaje de una manera suave y sin irritaciones.

Potente limpiador.
Esta es su principal cualidad, la de limpiar tu rostro en profundidad, sin grandes esfuerzos y con muchos beneficios. Por cierto, este agua predispone la piel para cualquier otro tratamiento cosmético. ¡Y elimina células muertas!

Tonificante.

Hidratante.
Para mí, la tonificación de la piel que logra el agua micelar es espectacular. Va más allá de un simple tónico y consigue que aunque se haya llevado a cabo una limpieza, la piel no se deshidrate, ya que es un limpiador muy suave y a la vez altamente efectivo.

Potencia otros tratamientos.
Entre los beneficios más agradecidos del agua micelar está el hecho de su capacidad para potenciar el resto de tratamientos que apliques sobre tu piel. Al conseguir una potente limpieza, pero sin dañar la piel, esta estará más receptiva a los productos que uses justo después. Será más fácil que penetren lo necesario y por tanto ¡más eficaces!


Propiedades del agua de rosas.

Previene el envejecimiento.
Uno de los mejores beneficios del agua de rosas para la piel es su capacidad para prevenir la aparición temprana de las líneas de expresión gracias a su efecto regenerador

Equilbra la piel grasa.
El agua de rosas equilibra la producción de sebo en el rostro ofreciendo una tez más limpia y menos brillante, ideal para las personas que sufren de piel grasa.

Suaviza la piel.
Limpia profunda y naturalmente la piel al punto de dar como resultado un cutis muy terso. Entre sus beneficios se destaca la propiedad de tensar la dermis, por lo que da un aspecto rejuvenecido al rostro.