ACEITE DE RICINO:

En el mundo de la cosmética se han aceptado muchos productos naturales que aportan propiedades muy beneficiosas para el cuidado de la piel, del cabello, las uñas, etc. y, entre todos esos productos, encontramos el aceite de ricino. Se trata de un aceite que se extrae de las semillas de una planta nativa de África y que gracias a su alto contenido en antioxidantes, proteínas, minerales y vitaminas se ha convertido en uno de los principales componentes de muchos cosméticos de hoy día.

Al ser un potente hidratante, el aceite de ricino es muy beneficioso para cuidar la piel seca y mantener la humedad de la dermis. Los múltiples ácidos grasos que contiene el aceite de ricino previenen la sequedad de la piel y le aportan un extra de suavidad. Puedes realizarte masajes con aceite de ricino en las zonas que tu piel esté más reseca para recuperar su estado natural.

Uno de los grandes beneficios cosméticos del aceite de ricino es que es un gran aliado contra el envejecimiento de la piel. De hecho, son muchos los cosméticos antiedad que lo incorporan en su fómula como principal ingrediente. Ayuda, entre otras cosas, a reducir las ojeras y proporcionar un aspecto más joven a la piel.

Si tu pelo está dañado, el aceite de ricino es un producto natural muy efectivo. Es un gran reparador y fortalecedor del cabello y, además, es un tratamiento muy recomendado para acabar con los problemas de caspa. Muchos acondicionadores capilares incluyen el aceite de ricino, ya que aporta una luminosidad y un brillo especial al cabello.

¿Tus uñas están frágiles y quebradizas? Debido a su alto contenido en vitamina E, el aceite de ricino es muy beneficioso para fortalecer y mantener con buen aspecto nuestras uñas. No dudes en aplicarlo antes de ponerte el esmalte de uñas, notarás la diferencia. También, puede ser un buen hidratante para las pestañas, que ayuda a reforzarlas

ACEITE DE ALMENDRAS:

Las almendras son un fruto seca muy apreciado por sus múltiples beneficios para nuestra salud. Desde luego es un manjar para el paladar, no solo por su sabor, sino por lo que representan. Pero las almendras no solo se pueden utilizar y aprovechar ingeridas, sino que son un buen tratamiento para la piel si se presentan en forma de aceite de almendras.

El aceite de almendras se obtiene directamente de triturar las almendras, por lo que nos estamos presentando frente a una sustancia totalmente natural que el ser humano ha utilizado para la piel desde muy antiguo. Hay que destacar de este aceite la facilidad que la piel tiene de absorberlo, por lo que dota a las capas más superficiales de la misma de una serie de beneficios como sales minerales necesarias, vitamina A y E, proteínas, ácidos grasos esenciales.

Todas estas cualidades y nutrientes que brinda a nuestra piel tendrán una serie de efectos entre los que vamos a destacar el alto poder hidratante que posee, ya que el aceite de almendras, debido a los ácidos grasos esenciales está indicado para la hidratación de pieles especialmente sensibles, la protección del pieles sensibles, así como para la cura de descamaciones e irritaciones que muchas veces están provocadas por falta de hidratación.

Estas cualidades hidratantes, así como las vitaminas que nos ofrece hacen que el aceite de almendras de tersura y elasticidad a la piel, evitando el envejecimiento prematuro de la misma, así como la protección celular frente a los radicales libres, y es que la vitamina A y E tienen un efecto inmediato en las células que componen la piel, ayudando a recuperar el buen estado y la salud de los tejidos más externos de la piel.

Útil para el cabello

Pero no solo tiene efectos en la piel, sino que en el cabello es ideal para evitar la aparición de caspa y descamaciones del cuero cabelludo, así como nos ayuda a hidratar enormemente el cabello, mostrando una imagen mucho más sana y brillante. Por este motivo cada vez son más los champús que contienen este tipo de aceite en su composición para mejorar así el estado general del cabello.

Combo Aceite De Almendra + Aceite De Ricino 500ml

$1.090
Combo Aceite De Almendra + Aceite De Ricino 500ml $1.090

ACEITE DE RICINO:

En el mundo de la cosmética se han aceptado muchos productos naturales que aportan propiedades muy beneficiosas para el cuidado de la piel, del cabello, las uñas, etc. y, entre todos esos productos, encontramos el aceite de ricino. Se trata de un aceite que se extrae de las semillas de una planta nativa de África y que gracias a su alto contenido en antioxidantes, proteínas, minerales y vitaminas se ha convertido en uno de los principales componentes de muchos cosméticos de hoy día.

Al ser un potente hidratante, el aceite de ricino es muy beneficioso para cuidar la piel seca y mantener la humedad de la dermis. Los múltiples ácidos grasos que contiene el aceite de ricino previenen la sequedad de la piel y le aportan un extra de suavidad. Puedes realizarte masajes con aceite de ricino en las zonas que tu piel esté más reseca para recuperar su estado natural.

Uno de los grandes beneficios cosméticos del aceite de ricino es que es un gran aliado contra el envejecimiento de la piel. De hecho, son muchos los cosméticos antiedad que lo incorporan en su fómula como principal ingrediente. Ayuda, entre otras cosas, a reducir las ojeras y proporcionar un aspecto más joven a la piel.

Si tu pelo está dañado, el aceite de ricino es un producto natural muy efectivo. Es un gran reparador y fortalecedor del cabello y, además, es un tratamiento muy recomendado para acabar con los problemas de caspa. Muchos acondicionadores capilares incluyen el aceite de ricino, ya que aporta una luminosidad y un brillo especial al cabello.

¿Tus uñas están frágiles y quebradizas? Debido a su alto contenido en vitamina E, el aceite de ricino es muy beneficioso para fortalecer y mantener con buen aspecto nuestras uñas. No dudes en aplicarlo antes de ponerte el esmalte de uñas, notarás la diferencia. También, puede ser un buen hidratante para las pestañas, que ayuda a reforzarlas

ACEITE DE ALMENDRAS:

Las almendras son un fruto seca muy apreciado por sus múltiples beneficios para nuestra salud. Desde luego es un manjar para el paladar, no solo por su sabor, sino por lo que representan. Pero las almendras no solo se pueden utilizar y aprovechar ingeridas, sino que son un buen tratamiento para la piel si se presentan en forma de aceite de almendras.

El aceite de almendras se obtiene directamente de triturar las almendras, por lo que nos estamos presentando frente a una sustancia totalmente natural que el ser humano ha utilizado para la piel desde muy antiguo. Hay que destacar de este aceite la facilidad que la piel tiene de absorberlo, por lo que dota a las capas más superficiales de la misma de una serie de beneficios como sales minerales necesarias, vitamina A y E, proteínas, ácidos grasos esenciales.

Todas estas cualidades y nutrientes que brinda a nuestra piel tendrán una serie de efectos entre los que vamos a destacar el alto poder hidratante que posee, ya que el aceite de almendras, debido a los ácidos grasos esenciales está indicado para la hidratación de pieles especialmente sensibles, la protección del pieles sensibles, así como para la cura de descamaciones e irritaciones que muchas veces están provocadas por falta de hidratación.

Estas cualidades hidratantes, así como las vitaminas que nos ofrece hacen que el aceite de almendras de tersura y elasticidad a la piel, evitando el envejecimiento prematuro de la misma, así como la protección celular frente a los radicales libres, y es que la vitamina A y E tienen un efecto inmediato en las células que componen la piel, ayudando a recuperar el buen estado y la salud de los tejidos más externos de la piel.

Útil para el cabello

Pero no solo tiene efectos en la piel, sino que en el cabello es ideal para evitar la aparición de caspa y descamaciones del cuero cabelludo, así como nos ayuda a hidratar enormemente el cabello, mostrando una imagen mucho más sana y brillante. Por este motivo cada vez son más los champús que contienen este tipo de aceite en su composición para mejorar así el estado general del cabello.